Monday, April 14, 2008

 

Sobre el Aborto

A lo largo de los últimos años, el aborto ha sido uno de los temas más polémicos y discutidos desde todos los puntos de vistas posibles. Dicho tema ha sido tratado en la reciente Asamblea Constituyente, hasta ahora sin veredicto concreto.

Como es bien conocido, el aborto no se relaciona con la planificación familiar, sino que es la interrupción deliberada de la gestación de un ser vivo ya concebido. Al ser el aborto un acto penado por la Ley, tiende a ser una intervención quirúrgica riesgosa para la paciente, ya que en su mayoría se la practica en lugares inadecuados con herramientas sin esterilizar poco confiables, y con procedimientos que ponen en riesgo la vida de quienes se hacen tratar.

La Asamblea propone la despenalización del aborto, con ello, se garantizaría una mejor atención para las mujeres que requieran practicarse, las instalaciones serían más adecuadas y la intervención más segura.

Del punto de vista ético, el aborto es un atentado contra un ser humano ya concebido, pero ¿No es anti-ético traer un ser vivo y verlo morir de hambre o alguna enfermedad, porque simplemente los padres carecen de recursos para costear la manutención del mismo? ¿Qué es mejor, evitar su sufrimiento, o verlo padecer de necesidades cuando ya haya nacido?

Del punto de vista religioso... es mejor no hacer caso sobre que la vida es vida desde la concepción y que quitarla sería un pecado. Es mejor no hacer caso de quienes lo expresan: aquellos que tras una sotana comenten más pecados que cualquier parroquiano decente. Es más conocido, que, en los dominios de la iglesia, y concretamente en nuestra franciscana ciudad, curas y monjas solían verse a escondidas en refugios subterráneos conectados entre sus respectivos monasterios, donde bebían y fornicaban como adoradores de la lujuria; y habían cámaras secretas donde las monjas se practicaban abortos, y cuyos fetos adornaban dichas macabras estancias. No lo invento yo, pues me atengo a la historia que narra tales actos. En otras palabras ¿Por qué habríamos de hacer caso al ladrón que juzga por su condición?

El punto de vista feminista tiene mejor valor. “Nosotras concebimos, nosotras decidimos”, es su consigna. Si bien la decisión del aborto debería ser por mutuo acuerdo de la pareja, la mayoría de veces, los machos condicionados prefieren retirarse o lavarse las manos, dejando esta determinación a la mujer, y no es una elección fácil. No obstante aún cuando el hombre este de su parte, ella es la última en decidir. Pero la consigna “Nosotras concebimos, nosotras decidimos” tiene una falencia: si en verdad tienen el poder de decisión, ¿Por qué no conocen sus cuerpos a plenitud y así se ahorrarían un dilema semejante?

Ahí justamente interviene la educación sexual en los colegios, y debemos reconocer que existe una completa falencia en cuestiones de ese tema: por mojigatería de ciertos establecimientos “puritanos”, la censura de las autoridades educativas y por la ineptitud de “entendidos” de no tener el valor de hablar las cosas con claridad a las nuevas generaciones. Porque cuando tocan el tema sexual a los jóvenes, sólo mencionan con frialdad la anatomía de los órganos y de los métodos anticonceptivos. Pero no hablan de elementos más importantes que son: conocimiento, los sentimientos, el placer y la responsabilidad.

Con el conocimiento quiere decir de que él o ella sean capaces de reconocer todo su cuerpo en materia sexual, desde las erecciones de él, hasta los ciclos de ella. Con sentimientos, establecer la diferencia entre hacer el amor o tener sexo; si él o ella tienen encuentros íntimos por amor o por pasión y establecer las secuelas del punto de vista emocional. El sexo es uno de los placeres más intensos dentro de la naturaleza humana, es parte de nosotros y no podemos negarlo. Y por último la responsabilidad. Ambos integrantes deben tener responsabilidad de sus actos y tener la seguridad de disfrutar del sexo sin hacer daño emocional a la otra persona y evitar una concepción no deseada. Mas concretamente en este aspecto, es no forzar la situación. Hombres: respetar cuando ella dice NO y no hacer los conocidos jueguitos para salirse con la suya como “Es que no me quieres”, “Tienes a otro”, “La prueba de amor” etc. Mujeres: conozcan su cuerpo de cuando son sus días fértiles, si no están seguras, no arriesgarse. Ambos: informarse de los métodos anticonceptivos y elegir el adecuado acorde a sus necesidades.

Toda vida es preciada, pero la supervivencia prima más que nada. Con esto no se debe malentender que, si se despenaliza el aborto, se cree un libertinaje, al contrario, si se despenaliza debe crearse una limitante, permitiendo a la mujer practicarse un número determinado de abortos durante toda su vida. Pero por sobre todo, se debe crear una autentica educación sexual, basada en las emociones y el respeto, con igual énfasis en lo anatómico y en la planificación familiar. Solo así se podría reducir el número de abortos.

Por más que se llegue a legalizar el aborto, jamás será una opción fácil.


Comments:
Difícil decisión la verdad no sabría que hacer en ese caso… pero ahora me mantengo en que no lo haría
 
prefiero evitar llegar a ese punto...
 
Coincido contigo en muchas cosas.

Un profesor mío, decía que la iglesia no puede tener mucho peso en la decisión del aborto, porque en muchos casos... jóvenes que se quedan embarazadas, no son recibidas después en los colegios católicos.

Y debo robarme otro punto de vista, de mi hermano: ¿Cómo es posible que el aborto sea ilegal en un país donde no se realizan campañas de métodos anticonceptivos y prevención?

Ps... sigo pensando que el aborto debe ser legal, por muchos aspectos. Creo que es comprensible en el caso de que una adolescente quede embarazada por abuso sexual... pero ¿aceptar el aborto en una mujer adulta, consciente de sus actos y que no se cuide? Eso me parece una estupiez, hoy en día existen muchos métodos para prevenir embarazos... y si una mujer no se cuida, ya es por ser muy tonta.

Luego van a hacer costumbre de embarazarse e ir a matar a sus hijos.

Pues, yo pienso que el aborto es justificable y es decisión de cada mujer, pero no se debe usar como una "salida fácil" para corregir las consecuencias de las malas decisiones...

Bah...
 
Yo a favor de la vida... y de la Eleccion de opciones que esta nos ofrece.

Un abrazo.
 
Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the GPS, I hope you enjoy. The address is http://gps-brasil.blogspot.com. A hug.
 
Luna: Así es, una difícil decisión.

Denuelle: Coincido contigo.

Virgen: A veces la vida nos pone entre la espada y la pared.
 
Yo estoy a favor de la vida,
Dios la da y solo Dios la puede quitar, si una mujer no esta lista pues que se abstenga o se cuide, en caso de violacion estoy de acuerdo en que es victima pero el bebe en camino es aun mas victima e inocente hay opciones como la adopción que no se les cierre el mundo, en cuanto a lo de la iglesia en primer lugar no hay pruebas concretas, y de ser asi, por un grupo de personas no se puede generalizar, y estoy consiente en que muchas cosas malas se han hecho "en el nombre d Dios o de la iglesia" pero son hechas por personas que ha perdido a Dios en su corazón. Aceptar el aborto es aceptar el asecinato de vidas inocentes, solo por la ignorancia, estupidez o malas deciciones. NADIE TIENE EL DERECHO DE PROHIBIR LA VIDA MENOS LA DE UN HIJO.
 
Post a Comment



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?