Thursday, February 01, 2018

 

Sobre mi experiencia en las redes sociales.

Hace ya como doce años que tengo mi cuenta en Facebook y desde luego, ese ha sido mi tiempo en que he estado en este espacio virtual, en parte por las circunstancias, en parte por la moda, en parte por curiosidad. He tenido pocas experiencias buenas, he vuelto a encontrarme con gente que no he visto en años y he conocido personas, que con suerte las pude conocer en vivo, y que muy pocas de ellas las conservo como amigos.

No obstante, desde hace un tiempo, he notado un cierto hastío por esto de las redes sociales, no sé si soy yo o es en general. Me explico, en Facebook por ejemplo, cuando publicaba algo, era algo agradable descubrir un “ME GUSTA” o un comentario. No es vanidad, que se entienda bien, en mi caso, era gratificante saber que alguien del otro lado estaba viendo lo que uno publicó, pero hoy por hoy, al menos en mi espacio, está desierto, como un espacio más. Este fenómeno, por así decirlo, no solo ocurre en mi cuenta de Facebook, sino en otras cuentas, como blog, Whatsapp e instagram. ¿por qué ocurre esto?

Se supone que las famosas redes sociales son para compartir experiencias, ideas y conocer gente, además para poder expresarnos; lastimosamente, al parecer es todo lo contrario, parece que nos alejamos más y más. ¿O soy yo el que piensa así?
Cuando reviso las cuentas de conocidos, veo que ellos sí reciben algo de atención (ojo, que no se entienda que es vanidad o porque quiero atención) en cambio en mi espacio ocurre lo contrario ¿Por qué?

Mi teoría es esta. Creo que como en el mundo real soy muy hermético, se refleja lo mismo en las redes sociales. Es una teoría injusta, lo sé, pero es la única que se me ocurre.

Cosa similar ocurre cuando intento comunicarme por chat, y nadie responde. El punto es, si alguien te agrega es por algo, ya sea para poner un me gusta, una opinión o chatear; y en mi caso eso ya no ocurre sino muy rara vez. Hasta es algo frustrante ver esas lucesitas verdes que solo al parecer están de adorno.

Como dije antes, al menos en mi caso, las redes sociales no me han mantenido en contacto con las personas que me interesan, sino que me han puesto más aislado de lo que ya estoy.


No sé si estoy divagando, es solo que es algo que tenía que escribirlo.  

Friday, December 08, 2017

 

VOLVIENDO

Hay que sacar ventaja de toda situación, incluso de la desventaja misma. ¿Qué quiero decir con eso? Admito que he dejado este espacio en desuso un muy buen tiempo. No tengo una razón precisa para explicar el por qué deje de escribir por aquí, tal vez hastío o tal vez que una voz me lo dijo, no lo sé; pero de esta situación he sacado una ventaja, de los pocos, poquísimos lectores que contaba, se han ido, todos a excepción de mi única lectora.

Esta situación, en vez de ser “lamentable” se volvió positiva, en el hecho de que al no carecer de lectores (a excepción de Yukino) puedo ser más franco y más libre al momento de escribir. Sí, al no tener seguidores, me da carta blanca para decir lo que me plazca por aquí, porque no tengo que explicar lo que pienso, ni soportar las adulaciones de la gente que ni siquiera conozco así como las que conocí y solo resultaron en decepciones.

¿Por dónde voy a empezar ahora? ¿Qué nuevas historias pienso poner por aquí?  Creo que los temas surgirán sobre la marcha mientras retomo el hábito, como una máquina que estuvo en paro por mucho tiempo y que está sacudiendo los engranes repletos de óxido.

Solo sé que sigo vivo, al menos por ahora. Y para ser sincero ¡Qué bien me siento al saber que no hay nadie por aquí! Si fuera un salón vacío gritaría de alegría. Estoy solo aquí y me alegro.

No sé si me sigas leyendo, mi joven lectora, solo quiero que sepas que eres la única a quien me importa tu opinión y la única testigo de lo que hago por aquí.  

Me siento libre en este lugar. Ahora debo aprovechar esta nueva etapa.


¡BANZAI!

Friday, December 01, 2017

 

¿Qué mismo es el triunfo?

Ayer vi una muy buena película llamada el Fundador, que trata sobre cómo la cadena Mc Donalds logró posicionarse en el mercado de la comida rápida. No voy a abordar los asuntos contra la ecología y similares anomalías que posee esta gran empresa, sino el cómo un local anónimo logró convertirse en un imperio en el ámbito alimenticio.
Tampoco voy a exponer un resumen minucioso, tan solo lo más relevante: un vendedor de batidoras descubre el restaurante de los hermanos Mc Donald, quienes diseñaron un sistema óptimo de servicio al cliente. Mientras otros restaurantes de comida rápida se demoraban minutos en preparar una orden, hasta el extremo de entregar al cliente el pedido equivocado, el restaurante de los hermanos Mc Donald lo hacía en un tiempo muy rápido y con una atención eficiente. El vendedor de batidoras, maravillado por esa innovación, convence a los hermanos Mc Donald de formar una sociedad y fundar una franquicia. En poco tiempo, tras varias fuertes discusiones, aquel vendedor de batidoras tomó para sí el negocio de aquellos hermanos, el nombre de la marca y el diseño del restaurante (los famosos arcos amarillos) de un modo para nada ético, hasta llegar al punto de ganar los derechos de la marca y condenar a los hermanos Mc Donald a la pobreza y al olvido.

Muchos hemos oído las gloriosas, por así decirlo, historias de emprendimiento, de gente que de la nada convirtió una iniciativa en un rotundo éxito, pero, ¿Hasta dónde son ciertas y hasta dónde son dignas de ser admiradas?
El caso Mc Donald es uno de los tantos que conserva la historia. Muy pocos saben que Alexander Graham Bell nunca creó el teléfono, sino que robó el invento de un ingenuo bienintencionado, logrando patentar la creación antes que sea tarde. Edison robó algunos diseños de Tesla. Walt Disney nunca creó al ratón Mickey, sino que lo compró a un dibujante para convertirlo en baluarte de su imperio sin contar que era un explotador y machista. Bob Kane nunca creó a Batman, fue otro dibujante, Bill Finger, quien lo perfeccionó hasta convertirlo en un referente de DC comics apropiándose injustamente (y por mucho tiempo) de los derechos sobre el personaje. Lo mismo de Stan Lee, que si bien es autor de unos pocos héroes, logró adueñarse de todos los personajes de Marvel sin un justo reconocimiento de sus colaboradores. El mismo George Lucas tiene para hablar. El conocido episodio IV no sería lo que es porque su esposa de ese entonces (Marcia Lucas) fue la encargada de la edición, ya que el primer metraje fue un entero desastre, pero que luego del éxito, nunca fue reconocida como tal. Bill Gates, creador de Microsoft, Mark Zuckerberg creador de Facebook, Julian Asange fundador de Wikileaks también tienen también sus respetivos lados oscuros. Hasta existen casos más frívolos como el de Vince Mc Mahon, dueño de la WWE, cuyos colaboradores cercanos aseguran que Vince brinda un trato muy duro a sus luchadores, al punto de no contar con un seguro médico que los proteja de lesiones.  

  
El punto es: ¿Hasta dónde las historias y discursos de emprendimiento son aplicables? ¿Cuántos traseros hay que patear para conseguir el tan ansiado éxito? ¿A cuántas personas se deben traicionar para triunfar?

No tengo nada en contra con los ejemplos y anécdotas de emprendimiento, pero tal parece que la traición, el hacer zancadilla y boicotear al otro es un común denominador para tener éxito en todos los aspectos de la vida, y a las pruebas que tiene la historia, el otro lado de la historia, me remito.

Yo mismo he sido testigo de ese tipo eventos desagradables, de gente inescrupulosa y prepotente que llegó a tener puestos que no merecen, solo por tener más influencia que por méritos, mientras que gente responsable, eficiente, pero por sobretodo íntegra no es reconocida, al grado de ser apartada peor que paria.

Insisto, no tengo nada nada en contra con los ejemplos y anécdotas de emprendimiento. Existen historias en verdad inspiradoras que invitan a la motivación, pocas que en verdad son dignas de imitar, entre este sendero de impredecibles situaciones llamado vida.

Creo que esta película, al menos a mí me dejó un claro mensaje: Si tienes una idea, JAMÁS la compartas, hazla crecer por ti mismo y desconfía de todo.


Si alguien tiene respuestas a mis preguntas antes citadas, espero saberlas. Sin más que añadir, El Fundador es una esas películas que te da mucho para pensar. Se los recomiendo. No solo de DC y Marvel vive el cinéfilo J

Thursday, April 28, 2016

 

Décima Conmemoración. A-28

Diez años han pasado desde aquella noche en que fue el inicio de mi gran caída interna. No lo considero un motivo sino no como reflexión de lo ocurrido ese día.

Viendo retrospectivamente, por un lado, las cosas tuvieron que darse por capricho del destino, pasaba por muchos conflictos y en esa desesperación expuse mis sentimientos a alguien, misma que los rechazó de tal modo que destruyó lo último de afecto que tenía… sacrifiqué una amistad, sacrifiqué mi orgullo.

Este no es el momento de señalar culpables, ni saber quién estuvo en lo cierto y quién no. Solo puedo decir que de esos dolorosos tiempos obtuve mi renacimiento; hasta ahora no sé cómo hice para sobrevivir a eso, tal vez fue la ira o algún otro factor que me hizo evadir de mi muerte. De esas ruinas resurgí, dejando al otro yo sin vida perdido en los escombros. Desde ese momento dejé de ser el mismo. Aquel sacrificio me reveló cosas que me hicieron más fuerte.

A decir verdad, me he vuelto más fuerte, pero a la vez frío, orgulloso y desconfiado.  Me he vuelto duro con el paso de los años; no he vuelto a exponer mis emociones a ninguna mujer porque me prometí no volver a dejar que mi orgullo sea herido de nuevo.

Yukino me dijo una vez que debería darme una oportunidad y olvidar lo ocurrido, pero ¿cómo alguien puede dejar atrás algo que quedó tan marcado en su ser? Equivaldría a decir a una víctima del 911 que lo deje de lado y haga de cuenta que nunca ocurrió. Simplemente no se puede.

Yo no suelo recordar esos eventos para hacerme daño, y si lo hago es para recordarme que no debo cometer ese error, porque el orgullo está por encima de todo. No le guardo rencor a esa persona, siento indiferencia, como alguien que se marchó para no volver jamás.

No pienso involucrarme afectivamente con ninguna mujer, porque lo prometí, porque ya ha pasado mucho tiempo y ya no estoy para esos juegos, y además porque admito que soy un filofóbico.

Este día conmemorativo para mí es un momento de luto y la vez un momento para reforzar mis principios y promesas.

Friday, May 30, 2014

 

Cuando la visión se acaba


Y como te dije… sólo fue temporal, un espejismo que no lo reprimí, y que dejé que fluyera en mí hasta que se consumiera como el efecto de un viaje sicotrópico. A la final quedó en mí la estorbosa resaca, como cuando se tiene sexo por compromiso. Si hubiera reprimido esa sensación, estaría con ese incómodo dolor interno de antaño, por eso dejé que fluyera hasta que se extinga por sí sola ya que sus daños colaterales sean prácticamente nulos.


¿Qué cómo me siento?... indiferente creo que esa es la palabra. Indiferente y libre, aunque suene algo egoísta. Claro que llegarán episodios similares en lo que me queda de existencia aquí, no lo niego, no obstante los veré como lo que son, devaneos alucinógenos de breve tiempo de duración, micro-placer temporal para consumir y olvidar. 

 

Sobre la Convivencia

-     Es desordenado, deja las ropa sucia mezclada con la limpia, y deja los platos que le corresponden lavar arrimados en una pila maloliente - reprocha ella.
-          Deja la TV prendida toda la noche y me reclama cada vez que tiro los zapatos lejos de la cama – replica él.

Aquí es cuando la sensación de enamoramiento tiende a desaparecer, y las palabras que ambos juraron de respetarse y amarse pierden significado convirtiéndose en eso: palabras dichas alguna vez, cual discurso de campaña política.

Es que la convivencia entre una pareja puede convertirse súbitamente de un paraíso a un infierno, cuando empieza a perderse la consideración, para con quien se decidió compartir el resto de una vida. Las quejas van de parte y parte, desde el reclamo por no bajar la tapa del inodoro, hasta el reproche de entrar a la sala sin limpiarse los zapatos en el tapete.

¿Acaso será tan complicado mantener y cumplir pautas de entendimiento para evitar las mismas y acaloradas discusiones de todos los días? ¿Es difícil llegar a un cierto grado de acuerdo y tolerancia cuando se comenten errores de convivencia? Y si es difícil ¿Para qué uno decidió unir su vida con otra persona hasta que el destino los separe? Un@ quiere ser feliz con la pareja que eligió, pero termina vivir junto a la misma se vuelve en un suplicio. Vaya contradicción.

Dicen que el amor se va con los años, pero es deber de ambos cultivarlo y mantenerlo avivado como una llama, de que se conserve el respeto y cariño que compartieron desde el momento en que decidieron junta sus vidas. Obviamente no es fácil, claro que no esperamos que nuestra sea perfecta ya que nadie es perfecto. Habrán momentos malos, pero también buenos. Todo depende de poner en claro lo que se quiere y lo que se espera de una vida compartida, y sobre todo, no perder los motivos por la que se decidió amar a esa persona hasta el fin del tiempo de esta vida.





Thursday, May 15, 2014

 

Un encuentro

Debo reconocer que no soy muy aficionado a andar en grupo. Soy alguien que prefiere deambular en solitario o máximo con dos personas. Rehuyo las multitudes, ya que suelo sentirme incómodo, y más aún cuando el grupo es ajeno a mis perspectivas.

Al menos aquella tarde de sábado, al encontrarme con ciertos conocidos, preferí quedarme con ellos, algo que muy rara vez hago, y por una razón más, porque ella estaba allí.

Si bien antes sentía el incómodo dolor en el cuello cuando me veía entre una reunión de gente, extrañamente noté que existía ningún tipo de dolor en mí y ninguna muestra de tensión. Reímos, conversamos de todo un poco, y sobre ella te diré que es del tipo de chica que me atrae: cabello largo y negro, ojos cafés muy expresivos, aficionada al goth-metal y a los corsés que adornan su figura.

Fue una tarde de lo más amena. Al menos tuve suerte de sentarme al lado de la chica que me gusta.


Pd: Esta sensación es algo temporal, ya se me pasará. No pienso hacer nada, tú sabes no quiero poner mi integridad en riesgo como la última vez.

Thursday, April 03, 2014

 

Redes sociales: nuevos espacios conflictivos

Las redes sociales, en un inicio fueron concebidas como un entretenimiento, pero a grandes pasos se han convertido en un espacio de intercambio de opiniones sea escrita, con imágenes, o con audiovisuales.

Si bien estos espacios nos han ido acercando con personas que no hemos visto en años, también se han convertido en un objeto de aislamiento. En una sociedad, donde la mayoría de individuos tienen inscrito la expresión: “No tengo tiempo”, despilfarran exageradamente ese mismo tiempo frente a una pantalla de computadora, e inclusive en los que tienen los ya conocidos teléfonos inteligentes. Ya casi nadie se molesta en mirar el entorno, ya casi a nadie le interesa mirar al otro. Si hace diez años atrás era algo difícil encontrarse con amigos y conocidos, hoy es mucho peor con las redes sociales.

Fenómenos como el chisme y el acoso (llamado técnicamente ciberbulling), se han vuelto comunes en la sociedad de la que no tiene tiempo. Los malos entendidos entre parejas, las discrepancias familiares, el exponer abiertamente como se dice en el argot: “los trapos sucios al sol”, se han vuelto temas cotidianos en las redes sociales. Muchos creen que, como el Internet es tierra de nadie, un infinito territorio sin Dios, ni ley, se puede expresar como se le plazca a uno y no mide las consecuencias al momento de expresarse irresponsablemente. Todos, alguna vez, desde que surgieron Facebook o Twitter, las más conocidas y poderosas de las redes sociales, hemos cometido el desatino de plasmar en nuestros muros contenidos muy personales, que no sólo no tienen por qué enterarse segundos o terceros, sino que eso da pauta para que otras personas lo usen para hablar en esta nueva forma de hacer chisme (el chismorreo digital).  La autocensura es importante, a la vez de no dejarse llevar por arrebatos del momento. El poner una imagen o una frase incorrectamente genera malos entendidos. Si en el plano real uno debe medir sus expresiones, en el sub-mundo de las redes sociales se debe tener el doble de cuidado, en especial para quienes tienden caer en la doble moral.

Irónicamente, las personas con que el usuario no ha visto en años, y que las añade en su página, no se comunica con ellos en el plano virtual y se convierten en una silenciosa colección de iconos digitalizados.  Vaya una gran contradicción. También estás mismas redes tienden a ser mal utilizadas como una forma de revelar los aspectos más retorcidos del YO, desde revelar odios, plasmar cuadros de depresión porque tiene muy pocos avatares en su cuenta, ingresar ilegalmente a la página de otra persona (generalmente gente celópata), hasta las aberraciones sexuales más escandalosas.

Pero no hay que culpar a las redes sociales de este tecno-enclaustramiento voluntario, así como de su incorrecta utilización. Es responsabilidad obviamente de los usuarios que, al menos en esta región del mundo, no saben cómo darle un uso adecuado a este recurso bien o mal necesario.

Una cuenta de una red social, cualquiera que sea, debe ser utilizada con criterio y mucha responsabilidad; es una extensión de nuestra forma de ver nuestro entorno, es el reflejo de quienes somos, de lo que nos gusta y de lo que pensamos. En otras palabras, es una representación simbólica que nos representa en el espacio virtual.

No debe ser manejado con expresiones que no vienen al caso, la auto-censura es primordial; tampoco se debe caer en la hipocresía de aparentar; todo extremo es perjudicial. El sentido común debe primar, y asuntos personales que no vienen al caso no deben ser ventiladas digitalmente, (los mismos que deben ser reservados para gente muy cercana, a fin de ser comentados “por interno”, como se dice actualmente). Las redes sociales deber ser vistas como un medio de comunicación, no como vehículo de chismorreo, espionaje, actitudes de celopatía, fanatismo político-religioso, ni terapia sicológica, ni para practicar la doble moral. El usuario debe tener en cuenta que es responsable de lo que publica, que el otro (o los otros), desde sus pantallas, elaborarán su concepto personal del emisor y viceversa.



 

Musa secreta

Dama que mantienes
el amanecer en tu espíritu,
y en tus manos el encanto de la luna.

Las flores te saludan,
el aroma de los girasoles aparecen
cuando caminas,
y los pájaros cantan cuando ríes;
y cuando estás frente a mí
haces que mi amor por ti se irradie en todo mi ser.

Eres mi dama,
Mi dulce dama de ensueño.



This page is powered by Blogger. Isn't yours?